top of page

El primer anuncio encontrado en la historia


¿Alguna vez te has preguntado cómo y de dónde surgió la primer publicidad en el mundo? Hoy te lo contamos.


El anuncio más antiguo del que se tiene conocimiento, ha brotado del papiro de un comerciante egipcio llamado Hapu, en la ciudad de Tebas. El documento se encuentra exhibido en el British Museum, de Londres, y en el se puede leer:



“Habiendo huido el esclavo Shem de su patrono Hapu, el tejedor, éste invita a todos los buenos ciudadanos de Tebas a encontrarle. Es un hitita, de cinco pies de alto (1.52 m), de robusta complexión y ojos castaños. Se ofrece media pieza de oro a quien dé información acerca de su paradero. A quien lo devuelva a la tienda de Hapu, el tejedor, donde se tejen las más hermosas telas al gusto de cada uno, se le entregará una pieza de oro”.


Su origen se remonta hasta el año 3,000 a. C. En su brillante estrategia promocional, podemos distinguir con claridad dos momentos:

  • La alabanza de sus telas en forma de superlativo: “se tejen las mejores telas”

  • La conexión del producto con las necesidades del consumidor: “al gusto de cada uno”

Así es que podemos darnos cuenta que la función inicial de la publicidad era la de limitarse a aspectos publicitarios y promocionales, basándose en un entorno poco dinámico con precios estables y escaso desarrollo e innovación de nuevos productos. Sin tomar en cuenta la competencia o defensa del consumidor, y que lo que hoy esta envuelto de estrategia para lograr posicionamiento, ventas y reconocimiento ¡tiene más de 50 siglos de antigüedad!



319 visualizaciones1 comentario

1 Comment


La historia del papiro de Hapu, localizado en el Museo Británico, es bonita pero sin ningún respaldo documental. Ver al respecto https://revistas.ucm.es/index.php/PEPU/article/view/73218


Like
bottom of page